Vinos

Gémina

Siglos de historia contemplan las viñas de Gémina que ofrecieron sus frutos a los dioses romanos en forma de vino. Gémina fue el nombre con que los pobladores de la antigua Roma denominaron a Jumilla durante su ocupación de estas fértiles tierras.

Gémina es el heredero de unas señas de identidad únicas, pié franco de más de treinta años de antigüedad, rendimientos por cepa de menos de un kilo de uva, vendimia artesanal y selección en bodega racimo a racimo, paso por madera nueva de roble americano y roble francés y un reposo en botella de 24 meses.
BSI es la bodega con mayor extensión de viñedo de pie franco Monastrell del mundo, un hecho que la hace única.

¿Qué es el pie franco?

La filoxera llegó a Europa desde Estados Unidos a finales del siglo XIX y se propagó rápidamente asolando los viñedos. España no se salvó de su ataque. En 1863, el insecto aparece en unos invernaderos cercanos a Londres. En cinco años, atraviesa el Canal de La Mancha y ataca un viñedo de Burdeos. A partir de ahí, la propagación fue imparable, ya que la filoxera afectó a Portugal (1871), Alemania (1874), Italia (1879) y también España (1878). Ningún pesticida pudo ni puede acabar con este insecto que cuando es una larva ataca las raíces de las vides y cuando crece come hojas y frutos.
La técnica para luchar contra la filoxera consistía en injertar la vid europea en raíces americanas resistentes a la filoxera. Esa técnica, que se llama pie de vid americana, se extendió por España. El pie franco es, en definitiva, una vid no injertada, con lo cual no hay patrón y variedad sino que es todo la misma planta, una misma cepa.
La repoblación de los viñedos europeos con vid de pie americana es la razón por la que hoy día la mayor parte de la producción vinícola europea procede de cepas de origen americano. Pero la filoxera no acabó con todas las viñas españolas a finales del siglo XIX, otras zonas como Jumilla donde las uvas crecían en suelos arenoso-calcáreos y  pizarrosos quedaron a salvo del bicho. Esas cepas sanas se conocen como de pie franco o prefiloxéricas, dos términos que son sinónimo de producto de calidad.

En un vino de pie franco encontramos la variedad en estado puro. La ventaja de estas viñas es que la planta tiene una raíz principal capaz de penetrar a una gran profundidad y extraer la mineralidad, que luego pasa a los vinos permitiendo obtener la máxima calidad.  Esta calidad y su exclusividad han hecho de Gémina pie franco la estrella del mundo enológico, poniendo a Jumilla en el punto de mira de todos los mercados del mundo.

Gémina